TECNOLOGIAS INNOVADORAS PARA TRATAMIENTOS SUPERFICIALES EN INVIERNO

TECNOLOGIAS INNOVADORAS PARA TRATAMIENTOS SUPERFICIALES EN INVIERNO

En la búsqueda de soluciones técnicas para la ejecución de tratamientos superficiales en invierno, nuestra empresa ha desarrollado nuevas tecnologías para minimizar los riesgos que significa ejecutar obras en este período.

TRATAMIENTO SIMPLE TRABADO (TST)

El TST es un tratamiento simple monogranular ejecutado en dos etapas, como se detalla a continuación:
Fase 1: Para hacer el primer riego, de la dosificación de diseño, se fracciona el ligante y los áridos, tomando solamente el 40 % de la cantidad de emulsión y tendiendo un 60% de la piedra estimada. El objetivo es generar una matriz de piedra abierta con la cantidad de emulsión justa para adherir solamente la cara inferior del árido. Se compacta con neumático preferentemente.
Fase 2: Sobre el tratamiento ya ejecutado y en estado avanzado de curado, se realiza el segundo riego con el restante 60% de ligante y el 40% de los áridos sobrantes. Se compacta asegurando que forme una sola capa (del tamaño del árido). Se compacta con neumático preferentemente.
Esquema de cómo quedaría un TDT
Por ejemplo, en el caso de un árido cúbico 12/19 mm, una dosificación (para la que no exista exceso de piedra) resulta en unos 12 L/m2 de árido, para los cuales se necesitan aproximadamente 1,5 L/m2 de emulsión:
Primera operación:
  • Emulsión 0,6 L/m2
  • Árido 7 L/m2
  • Compactación
Segunda operación:
  • Emulsión 0,9 L/m2
  • Árido 5 L/m2
  • Compactación
Ventajas:
  • Se genera en el primer riego, una matriz amplia que favorece la exposición al viento y al sol;
  • Se permite un tiempo de curado para la evaporación de agua entre riegos;
  • Se minimiza la condensación de agua por el contacto del árido frío con la emulsión;
  • El ligante de la fase 2 asegura una superficie de adherencia en todas las caras del árido de la fase 1
  • Se logra una trabazón mecánica entre los áridos de ambas operaciones, impidiendo los desprendimientos de piedra prematuros.
  • Si bien resulta más costoso realizar dos aplicaciones, lograr avanzar sin riesgos termina siendo lo más económico.

TRATAMIENDOS DOBLES TRABADOS (TDT).

Los tratamientos TDT son similares a los TST en cuanto a la operación, con la diferencia que aquí se aplican áridos de dos dimensiones diferentes (A = mayor tamaño, B = menor tamaño). Esto modifica levemente la ejecución:
Fase 1: Se dosifica el ligante y los áridos del tratamiento de piedra A como un tratamiento simple. Se riega con el 60% de la cantidad estipulada y se tiende toda la piedra A. Se compacta con neumático preferentemente.
Se debe tener la previsión de dejar suficientemente abierta la matriz para que entre el árido B. Como referencia práctica, para la trabazón es importante ver “ventanas” entre el árido A.
Fase 2: Se dosifica el ligante y los áridos del tratamiento de piedra B, sumándole el 40% de la emulsión no regada en el A. La aplicación de ligante cubirá toda la superficie de piedra A y los espacios entre ellas, esperando el tendido de la piedra B. Se compacta con neumático preferentemente.
Por ejemplo, un tratamiento A de gravilla 12/19 mm cúbica, necesita una media de 8 a 9 L/m2 (para que nos queden “ventanas” para la gravilla B). Para esa cantidad de árido se precisan unos 1,4 L/m2 de emulsión.
El tratamiento B es de gravilla 6/12 mm cúbica, y necesita una media de 7 a 8 L/m2 para que colmate los huecos dejados por la gravilla A. Para esa cantidad de árido se precisan unos 1,2 L/m2 de emulsión, que sumado al 40% del riego A lleva a aplicar unos 1,6 L/m2.
Primera operación:
* Emulsión 1 L/m2 (60%)
* Árido A 8-9 L/m2
* Compactación
Segunda operación:
* Emulsión 1,6 L/m2
* Árido B 7-8 L/m2
* Compactación
Ventajas:
  • Además de las expuestas en el TSI, el TDI disminuye la fricción mecánica del árido frente al neumático. Esto disminuye drásticamente los desprendimientos de árido de menor tamaño;
  • Es una técnica que garantiza mínimos desprendimientos de árido grueso, debido al cubrimiento total de ligante;
  • Se mitiga el riesgo de escurrimiento debido a la presencia de la gravilla gruesa;
  • El procedimiento aumenta significativamente la trabazón mecánica árido/ligante/árido;
  • Se economiza mano de obra y materiales;
  • Rinde considerables metros por día.
Es muy importante planificar los trabajos para que todo lo que se ejecute de tratamiento A sea cubierto con el tratamiento B en el mismo dia.
XIX CONGRESO IBERO LATINOAMERICANO DEL ASFALTO.

XIX CONGRESO IBERO LATINOAMERICANO DEL ASFALTO.

Durante la última semana del mes de noviembre de 2017, se llevará a cabo en la ciudad de Medellín, Colombia, el XIX Congreso Iberolatinoamericano del Asfalto (CILA). Este Congreso, como hemos mencionado en varias ediciones de nuestro boletín, reúne a los técnicos mas importante de América, España y Portugal en una semana de charlas magistrales, ponencias y posters sobre trabajos técnicos, jornadas de intercambio, etc. sobre el estado del arte en los pavimentos flexibles.

Grupo BITAFAL participa desde hace casi 20 años de este Congreso, mostrando las innovaciones en tecnologías de construcción y mantenimiento vial en Uruguay. En esta oportunidad invitamos a nuestros lectores que planifiquen para participar del mismo tanto sea como oyentes o mejor aún como disertantes.

La programación para la recepción de trabajos, revisión y aceptación de los mismos, es la siguiente:

* 30 de Abril del 2017: Fecha límite para presentación de resúmenes de trabajos acorde a las áreas temáticas indicadas (hasta 200 palabras) PRESENTACION DE RESUMENES MAS INFO AQUI

* 30 de Junio del 2017: Fecha límite para recibir trabajos, en su edición final, para someter a consideración del Comité Técnico.

La celebración del CILA se ha convertido para la ingeniería de vías de los países Ibero Latinoamericanos, en un encuentro necesario para el intercambio de experiencias, en especial para dar a conocer los adelantos tecnológicos que permitan mejorar las propiedades y la aplicación de estos en la construcción de las obras con nuevos materiales desarrollados a través de conocimientos trasversales tales como la Oleoquímica, la Petroquímica y la Nanotecnología, entre otros; nuevos procesos y equipos y en general, mostrar diversas tecnologías que están o puedan contribuir al desarrollo del sector para hacerlo más productivo y competitivo.

INSCRIPCIONES: www.cila2017.com

COMPARATIVO DE TECNOLOGÍAS DE ESTABILIZACIÓN DE CAMINOS

COMPARATIVO DE TECNOLOGÍAS DE ESTABILIZACIÓN DE CAMINOS

GRUPO BITAFAL fue invitado por la OPP a participar de un tramo experimental comparativo de productos estabilizadores en la zona de Constancia en Paysandú, buscando conocer cuales de ellos podrían asegurar mayor durabilidad en caminería rural.

De los 11 kilómetros de camino se dejaron mil metros en cada extremo como testigos, en los que no se realizará aplicación alguna, mientras que los 9 kilómetros restantes se dividen en 6 tramos y en cada uno de ellos se hará una aplicación específica (VER: LINK SITIO PAYSANDU.GUB.UY)

Grupo BITAFAL implementará la tecnología que introdujo en Uruguay en el 2013, la estabilización en sitio con cemento Portland en una longitud de 1500 m por 6 m de ancho. Los otros estabilizadores aplicados son en base a polímeros, de tipo iónico y sulfurados.

Es una interesante experiencia para evaluar el desempeño de una gran parte de los estabilizadores existentes en el mercado, en el cual se verá la calidad, la durabilidad, la forma de ejecución y por supuesto el costo real de cada una en condiciones similares.

En una reciente entrevista en El Telégrafo, Rodrigo de Souza, de la Dirección de Vialidad de la Intendencia de Paysandú destacó la “importancia clave de la prueba, hace años que se viene considerando la posibilidad y ahora la OPP ha decidido impulsar un cambio en la manera de mantener los caminos rurales. No hay dudas que el tránsito ha variado sustancialmente y que entonces es de orden que hay que promover el uso de mejores productos”.

Por otra parte, el Director de Obras de la Intendencia, David de Lima mencionó “Este es un comienzo, un planteo experimental, pero claramente tenemos la intención de llevar adelante el uso de estos productos, aquellos que mejores resultados den en nuestros suelos. Dentro de los planes de recuperación vial rural, serán mucho más costosos al principio, pero más baratos a la postre.”

El proyecto tendrá varios controles. Por un lado, el de las propias empresas que venden los productos, que esperan que sea aplicado en óptimas condiciones. Luego, la intendencia. En tercer lugar, la OPP. Y además, la Facultad de Ingeniería, que seguirá de cerca los trabajos.

El apoyo científico resultará clave, porque el control de este tipo de estabilizadores involucra una sistemática de ensayos químicos y físico-mecánicos (VER: NOTA EL TELEGRAFO Setiembre 2016)
TODAS LAS FOTOS AQUI