Nuevo equipo de CITEVI para resistencia al deslizamiento

Nuevo equipo de CITEVI para resistencia al deslizamiento

Estreno del Péndulo TRRL (Péndulo Británico de Fricción) para determinar el coeficiente de resistencia al deslizamiento en Ruta 102.

A raíz del curso de Evaluación de Calzadas de la AUC, se realizó la medida de la resistencia al deslizamiento en la carpeta asfáltica de Ruta 102, recientemente construida por la empresa C.V.C. con el Péndulo Británico de CITEVI.

La resistencia al deslizamiento valora las características antideslizantes de la superficie de un pavimento y está directamente relacionada con la microtextura de los áridos utilizados. El ensayo consiste en medir la pérdida de energía que experimenta un péndulo provisto en su extremo de una zapata de caucho, una vez que esta roza la superficie a ensayar. Esta pérdida de energía queda registrada mediante una marca en la placa graduada que contiene el equipo.

El método de ensayo puede emplearse también para hacer mediciones en pavimentos de hormigón, gravillados, ensayos de laboratorio sobre probetas, baldosas o cualquier tipo de superficie plana. Como referencia a orden de un mínimo, una baldosa esmaltada presenta un coeficiente de entre 15 – 20. Por otro lado, la pintura de la señalización horizontal indica entre 90-100.

Con respecto al tramo de estudio, se determinó dicho coeficiente en la nueva y en la antigua carpeta asfáltica. En ambos casos, el ensayo arrojó un valor de entre 60-65, con una gran repetibilidad en la medición. Se ensayaron asimismo secciones del Aeropuerto de Carrasco y de la Interbalnearia, exhibiendo valores similares. Se contó con la presencia de Magdalena Pastorini y Nicolás Vaz del MTOP para evaluar y discutir los resultados obtenidos.

Consultados los profesores de la Universidad de Rosario, Marta Pagola y Oscar Giovanon, nos confirmaron que el valor encontrado es bueno. También aclararon que el valor suele decrecer con el nivel de tránsito, y en caso que se mantenga, puede ser a causa de un valor de desgaste los Ángeles no muy bueno, en la medida que las partículas sufren pequeños desprendimientos (recuperando su microtextura) al mismo tiempo que tienden a pulirse. Por último, Marta comenta que a modo de ejemplo, el granito de Olavarría en la Provincia de Buenos Aires, tiene un valor inicial antes de pulir del orden de 65, y luego de pulido de 40. Ese valor final de 40 lo alcanza en 5, 10 o 15 años dependiendo del tránsito y de las condiciones de suciedad sobre la calzada.

Como observación final se concluye que el péndulo es poco sensible a la textura: si la mezcla se amasó, pero sigue con agregados expuestos, puede dar valores similares. Por eso, para evaluar completamente la resistencia al deslizamiento, es recomendable complementarlo con el parche de arena.

Debemos prestarle importancia a estos factores ya que influyen en el comportamiento del neumático con el pavimento, especialmente en condiciones húmedas. El laboratorio de CITEVI cuenta con el equipo a disposición para evaluar este parámetro.