¿Qué son los Tratamientos Múltiples Trabados®?

¿Qué son los Tratamientos Múltiples Trabados®?

Los TMT® son una innovadora manera de ejecutar tratamientos simples y dobles, que mejora la trabazón mecánica de los áridos y minimiza los riesgos de desprendimientos.

Su desarrollo está ligado al uso de emulsiones que permite una cobertura total de los áridos y que se diferencia de los procedimientos convencionales por su forma de aplicación.

Se pueden ejecutar en todo momento del año y sobre cualquier superficie, permitiendo liberación temprana al tráfico con una estética superior a los métodos convencionales. El éxito depende del tipo y calidad de los materiales en conjunto con la técnica correcta. Es la técnica ideal para tratamientos iniciales sobre bases estabilizadas.

Los TMT® son el producto de varios años de observación y mejora continua de los procedimientos de construcción, con investigaciones en laboratorio, desarrollo de nuevos productos, elaboración en planta y puesta en práctica en obra.

¿CÓMO FUNCIONA?

  • Consiste en colocar la cantidad justa de ligante y árido en el lugar y momento adecuado, permitiendo ahorrar hasta un 20% de materiales.
  • Se logra una resistencia mecánica y química óptima gracias a la forma en que es ejecutado, acelerando el proceso de curado y acomodando la piedra para asegurar un desprendimiento casi nulo.
  • El procedimiento incluye una serie de pasos intermedios claves que aumentan sustancialmente la adherencia entre áridos.
  • Se favorece la aireación de la emulsión, permitiendo mayor exposición a los agentes externos que aceleran el curado.
  • Encuentra su mejor desempeño con el uso de emulsiones modificadas.

¿QUÉ SOLUCIONA?

  • Permite la construcción de gravillados en cualquier época del año.
  • Acelera la velocidad de los trabajos, permitiendo avanzar sin riesgos.
  • Minimiza desprendimientos y evita el exceso de árido que provoca daños en los parabrisas y riesgos a los usuarios.
  • Requiere menor cantidad de pasadas de compactador mitigando la fractura de áridos y evita su levantamiento por el uso de estos equipos.
  • No requiere del barrido posterior, ni de compactadores neumáticos para asentar la piedra.
  • Permite la habilitación controlada al tráfico antes que el sistema haya curado por completo.
  • La calidad final de la superficie que se obtiene es más lisa y silenciosa, con mejor contraste para la señalización horizontal.
  • Todos los trabajos se completan en una misma jornada laboral, permitiendo rendimientos elevados.
Caminos del mundo: Impresiones de viaje por Nueva Zelanda

Caminos del mundo: Impresiones de viaje por Nueva Zelanda

Tuvimos la grata oportunidad de visitar durante 20 días, recorriendo 2735 km de carreteras de NUEVA ZELANDA y regresamos sumamente sorprendidos por la calidad de la vialidad en dicho país.

Nueva Zelanda ha acertado en cómo combinar tecnologías de forma de obtener una red vial pavimentada de elevada calidad. Comencemos con datos comparativos con nuestro país:
-Nueva Zelanda tiene 270.000 km cuadrados de superficie, un 50 % más que Uruguay.
-Tienen 95.000 km de carreteras y caminos (0,35 km/km2) de los cuales 63.000 km están pavimentados, un 66 % del total.
-Uruguay tiene 78.000 km de caminos (0,44 km/km2) de los cuales tenemos 8.000 pavimentados, solamente un 10 % del total.
O sea, tenemos una mayor densidad de caminos por km2, pero lejos estamos de contar con una longitud de red pavimentada como la de ellos.
Es que en Nueva Zelanda la estabilización in situ con cemento, cal o asfalto, está presente hace décadas, utilizando como capa de rodadura tratamientos superficiales y dejando sólo en lugares de elevadas exigencias la utilización de mezcla asfáltica. 

Como ya todos sabemos, la calidad de las bases es fundamental, pero más si se usan tratamientos superficiales como rodadura. Conversando con ingenieros en obra les consultamos, cómo lo logran, y su respuesta fue contundente: “poné una alfombra sobre piso duro y durará toda la vida, si la pones sobre barro la tendrás que tirar muy pronto”.
La propia Agencia de Transporte de Nueva Zelanda indica en su página web: “El tratamiento superficial es el tipo más común de rodadura de carreteras en Nueva Zelanda. Económico, flexible y resistente, proporciona una superficie adaptable, rentable y segura para los usuarios de la carretera. Tenemos un seguimiento regular todas las superficies para asegurarnos de que se desempeñarán al máximo. Las carreteras de alto tráfico generalmente necesitan volver a sellarse aproximadamente cada siete años, mientras que las carreteras que llevan menos tráfico pueden durar de 15 a 20 años antes de que se requiera repavimentación.” (Fuente: Agencia de Transporte de NZ)

Compartimos a continuación, según lo conversado con técnicos en obra, los procedimientos utilizados para construcción de una típica carretera en Nueva Zelanda.
PROCEDIMIENTO CONSTRUCTIVO
El puntapié inicial es la realización de ensayo de los materiales de base, a los efectos de conocer profundamente con qué material se cuenta. El laboratorio de desarrollo formula un proyecto de estabilización en base a cemento, cal o asfalto y si se dispone de suficiente material granular bueno en la zona se considera la estabilización granulométrica con un tamaño máximo de 65mm y la incorporación de 2% de cemento.

Las bases son tratadas a la perfección con los materiales adecuados, con las granulometrías necesarias, compactadas y limpiadas antes de realizar la impermeabilización.
Al contar con una muy buena base se limitan a tener como capa de rodadura el tratamiento superficial MONOGRANULAR con árido 6-12 mm y con el paso del tiempo, cuando éste tratamiento pierde textura o presenta alguna señal de permeabilidad, aplican un segundo tratamiento con la fracción 2-6 mm mejorando la rodadura e impermeabilizando la estructura nuevamente. 
Luego repiten el ciclo con una gravilla grande 6/12 sobre la fina y así sucesivamente, teniendo siempre una carretera en perfectas condiciones aplicando mantenimientos preventivos en el momento óptimo.

Utilizan carpetas asfálticas en el centro de las ciudades, empalmes de carreteras, autopistas de salida de las ciudades y en tramos muy cortos de carreteras de montaña cuando las pendientes y los ángulos son demasiado exigentes para un tratamiento superficial.
La guía de la Agencia de Transporte de Nueva Zelanda sobre la selección de la capa de rodadura adecuada se encuentra en el siguiente enlace: Guía de selección de capa de rodadura

El uso de tratamientos superficiales monogranulares o Chiping, llega a lugares tales como un barrio de la ciudad de Auckland, puerto y urbe más importante del país y de la isla norte como vemos en las fotos a continuación. 

Nuestro viaje no quedó solamente en esta visita, en el mes de mayo el Grupo Bitafal estará participando de un curso de dos días sobre tecnologías de Chiping en la ciudad de Christchurch, en la isla sur. Además ya contamos con una publicación de más de 500 páginas del Manual sobre Chipsealing en Nueva Zelanda. Interesante documento disponible en: Chipsealing in New Zealand
A seguir creciendo e investigando, que queda mucho camino por recorrer.
Les dejamos más fotos en el siguiente enlace

Asfalto Modificado Espuma (BITAFLEX AME) para reciclado en frío in situ | Nuevo producto

Asfalto Modificado Espuma (BITAFLEX AME) para reciclado en frío in situ | Nuevo producto

BITAFAL ASFALTOS ESPECIALES ha incorporado recientemente a su línea de productos el Asfalto Modificado Espuma (BITAFLEX AME) buscando mejorar y homogeneizar la calidad del asfalto utilizado en la tecnología del reciclado en frío in situ y ademas poder utilizar en épocas frías la misma aumentando el rendimiento en obra.

Estas propiedades se verifican mediante las curvas de espumado, que consisten en medir el volumen máximo ocupado por la espuma asfáltica y el tiempo necesario para que ese volumen se reduzca al mitad. De éstas curvas se obtienen los parámetros característicos expansión y tiempo de vida media.

En las gráficas a continuación se muestra un comparativo del comportamiento de expansión y tiempo de vida media a 160ºC para el AC 20 nacional versus el BITAFLEX AME.

Los componentes del BITAFLEX AME proporcionan una espuma de mejor calidad en superficie específica y en duración, con una expansión y tiempo medio de vida mas del doble que los asfaltos convencionales de refinería. Los mismos garantizan una disminución en la tensión superficial con la consiguiente reducción en la viscosidad en el momento de la formación de espuma.

Estos factores permiten brindan las siguientes ventajas:
* una mejor dispersión de la espuma sobre los agregados favoreciendo adhesión del ligante con la piedra.
* una menor temperatura de espumación, ahorrando en calentamiento y facilitando la logística en obra.
* la posibilidad de reciclar en épocas frías.
* una mejora en la propiedades mecánicas de las mezclas elaboradas.

Lo invitamos a informarse mas sobre este producto en nuestro sitio web.

Utilizamos cookies propias y de terceros que nos ayudan a optimizar su visita a nuestra página y también para mejorar la prestación del servicio y así adecuarnos a sus necesidades más relevantes y útiles para mejor su experiencia. Al hacer click en ACEPTAR para continuar con la navegación y de esta forma confirmar que ha leído la información y acepta la activación de las cookies.

Ud puede permitir su uso o rechazarlo y en cualquier momento podrá cambiar las Opciones de Configuración de Privacidad - Política de Cookies -

Configuracion de Privacidad

Cuando visita un sitio web, se puede almacenar o recuperar información en su navegador, principalmente en forma de cookies. Controle sus servicios personales de cookies aquí.


Realizamos un seguimiento de la información del usuario anónima para mejorar nuestro sitio web.
.
  • _ga
  • _gid
  • _gat

Rechazar todos los servicios
Acepto todos los servicios